Los procedimientos dermatológicos deben ser realizados por un profesional idóneo

BIOPSIA DE PIEL

Consiste en la toma de una parte o de la totalidad de la lesión que está comprometiendo la piel; se recurre a esta, en los casos que se requiera un estudio microscópico que ayude a obtener un diagnóstico preciso y así el tratamiento más adecuado.

ELECTROFULGURACIÓN O CAUTERIZACIÓN

Por medio del calor generado por un aparato que usa energía eléctrica se pueden remover múltiples lesiones como queratosis seborreicas, nevus rubí, hiperplasias sebáceas, fibromas laxos entre otros.

CRIOTERAPIA

Usando nitrógeno líquido y mediante un termo de crioterapia se pueden congelar las células de la piel para así generar la remoción o mejoría de lesiones benignas y premalignas.

Se usa para el tratamiento de verrugas, fibromas laxos, queratosis seborreicas, cicatrices queloides, queratosis actínicas, moluscos contagiosos entre otras.

INFILTRACIÓN

Consiste en la inyección de una sustancia directamente en una lesión especifica de la piel. Un medicamento frecuentemente usado es la triamcinolona.  Este procedimiento ha sido útil en el tratamiento de lesiones de psoriasis, alopecia areata, cicatrices hipertróficas y cicatrices queloides.

PROCEDIMIENTOS ESTÉTICOS

MICRODERMOABRASIÓN

Es un procedimiento no invasivo que consiste en realizar un barrido de las capas más superficiales de la piel. Se realiza mediante cristales de óxido de aluminio y/o puntas de diamante. Promueve la regeneración celular y puede llevar a un incremento de la producción del colágeno. Se usa en pacientes que desean mejoría del aspecto general de la piel, atenuar poros abiertos o dilatados, como complemento a tratamientos despigmentantes y tratamientos para el acné.

PEELING

En el peeling se usan múltiples sustancias químicas que producen una exfoliación de la piel que puede ser superficial o profunda dependiendo de la sustancia. El peeling puede ser un complemento importante en enfermedades como el acné y melasma (manchas en la piel).

APLICACIÓN DE TOXINA BOTULINA

La toxina botulínica es un complejo purificado de neurotoxina elaborada por una bacteria denominada Clostridium botulinum. Al aplicarla en los músculos que intervienen en la mímica facial se evita que estos tengan una contracción fuerte; esto lleva a que se disminuyan las arrugas producidas por el movimiento sin perder la naturalidad del rostro.

Además del uso estético, también es una opción terapéutica para la hiperhidrosis o la sudoración excesiva.

La toxina botulínica es comercializada en Colombia bajo diferentes nombres como BOTOX, XEOMIN, MAGNION entre otros.

USO DE MICROAGUJAS

Consiste en la aplicación de múltiples agujas, de uso individual para cada paciente, las cuales penetran en la piel de manera controlada por un dispositivo manejado por el dermatólogo. Esto produce microheridas que inducen la liberación de factores de crecimiento, la formación de colágeno y elastina en la dermis.  Además, a través de las microheridas también se forman canales microscópicos que permiten que al usar determinados medicamentos tópicos o sustancias estas penetren mejor y se obtengan mayores resultados.

Se usan microagujas para el tratamiento de cicatrices, alopecias y envejecimiento cutáneo.

RADIOFRECUENCIA FRACCIONADA CON MICROAGUJAS

Este procedimiento se basa en la aplicación localizada de radiofrecuencia fraccionada a través de un dispositivo manual, manejado por el dermatólogo, que consiste en 25 microagujas. La energía generada por la radiofrecuencia, es regulada en intensidad por el médico y puede producir calentamiento en la dermis, pero sin afectar las capas adyacentes debido a que su acción es precisa y localizada.

El calor producido hace que se reafirmen los tejidos y se estimule la producción de colágeno; por esto puede mejorar las cicatrices de acné, la flacidez de la piel, arrugas y estrías.

Las agujas usadas son muy finas y el tratamiento es relativamente cómodo. Una crema anestésica tópica es todo lo que se puede llegar a necesitar para que no sea molesto.