¿POR QUÉ LA PIEL DE LAS MANOS PUEDE VERSE IRRITADA Y CON PICAZÓN?

Los cambios en la piel de las manos pueden ser secundarios a varias causas; en ocasiones cuando la causa no es clara el dermatólogo requerirá de la toma de una biopsia de piel para aclarar el diagnóstico y descartar otras enfermedades de la piel como, por ejemplo, una psoriasis.

Una de las causas más frecuentes de la inflamación constante en las manos es la dermatitis de contacto; esta se presenta como una erupción cutánea rojiza en las manos que produce picazón. La piel de las manos puede verse de color rojo, seca, agrietada; en algunas ocasiones cuando la inflamación es más grave pueden verse ampollas, supuración y costras. Es frecuente que en el momento de la consulta el dermatólogo encuentre también alteración en las uñas y en los pliegues que rodean la uña; esto posiblemente secundario a una inflamación que ha sido fuerte y persistente en las manos.

Hay dos tipos de dermatitis de contacto:

La dermatitis irritativa de contacto es el tipo más frecuente. Esta reacción cutánea ocurre cuando una sustancia daña la capa protectora externa de la piel. Las amas de casa o las personas en las que su trabajo implica la exposición constante con detergentes, jabones y humedad son quienes más frecuentemente la padecen.

La dermatitis alérgica de contacto ocurre cuando una sustancia a la que eres sensible (alérgeno) desencadena una reacción inmunitaria en la piel, es decir tu sistema de defensa trata de rechazar la sustancia. Los alérgenos más débiles requieren varias exposiciones para desencadenar una alergia; es decir puedes pasar años usando una misma sustancia que no ocasionaba daño y luego de su uso constante genere molestias en las manos.  Las sustancias más implicadas son el formaldehido y el bálsamo del Perú, estas pueden encontrarse en cremas de manos, perfumes, cosméticos, desfinfectantes entre otros.

Si hay sospecha de una dermatitis de contacto alérgica muchas veces se requerir de un manejo conjunto con el alergólogo quien podrá realizar exámenes adicionales para conocer sustancias específicas que no sean claramente reconocidas por el paciente y que sean la causa de las lesiones en su piel.

Mientras puedas ser evaluado por un especialista hay algunos tips importantes que te pueden ayudar a que la piel de tus manos esté mejor:

  1. Evita los irritantes y alérgenos. Intenta identificar y evitar las sustancias que te irritan la piel o te provocan la reacción.
  1. Uso de jabones.  Trata de usar syndet para el cuidado de la piel de tus manos y cuerpo. Los syndets son detergentes sintéticos (synthetic detergents), también llamados jabones sin jabón, son agentes limpiantes con un pH parecido al de la piel, por lo que evita la alteración de esa barrera protectora
  2. Usa guantes de protección. Los guantes pueden protegerte de las sustancias irritantes, entre ellas, los productos de limpieza del hogar.
  3. Usa crema humectante, idealmente sin perfume. La aplicación habitual de crema humectante puede ayudar a restaurar la capa más externa de la piel.

Finalmente recuerda que una evaluación oportuna ya sea por el dermatólogo y/o el alergólogo va a permitir iniciar un tratamiento específico que pueda aliviar tus síntomas según sea tu diagnóstico, así podrás mejorar tu calidad de vida ya sea en tu hogar y/o tu trabajo.