¿QUÉ ES EL MELASMA?, ¿POR QUÉ AFECTA TANTO A LAS MUJERES?, ¿HAY ALGO PARA MEJORA ESTAS MANCHAS?

Hay varios tipos de manchas que pueden afectar el rostro de las mujeres, el melasma es una de las causas más frecuentes. El melasma, también llamado cloasma, consiste en una pigmentación oscura de la piel que afecta principalmente a las mujeres entre los 30 y 40 años, apenas el 10% de los pacientes con esta entidad son hombres.

Se manifiesta en las zonas expuestas al sol, sobre todo en el rostro; se observan manchas cafés o grises, que se van volviendo más oscuras, localizadas en los pómulos, nariz y en la frente.

Las causas exactas que llevan a la aparición del melasma no se conocen del todo; sin embargo, se han descrito varios factores implicados, que incluyen la predisposición genética, la exposición al sol y la influencia de las hormonas. La principal causa es la exposición al sol. Se ha descrito que del 56 al 97% de los pacientes tiene afectado a un familiar de primer grado.

La afectación mayor a las mujeres, tiene que ver con la influencia de las hormonas, es por esto es frecuente la aparición de estas manchas durante el embarazo y con el uso de anticonceptivos. Entre el 15 y 60% de las embarazadas pueden tener melasma y hasta el 6% de las pacientes con melasma tiene remisión espontánea un año después del parto.

El melasma puede causar muchas molestias emocionales y psicosociales en los pacientes que la padecen; pero la buena noticia es que hay tratamientos y recomendaciones que pueden mejorar la apariencia de estas manchas.

¿Cómo mejorar estas manchas?

  • Todos los pacientes, independientemente del grado de severidad, deben utilizar protección al sol diaria, constante y permanente. Debe evitarse la exposición intensa tanto a la radiación solar como a la luz visible (emitida por bombillos, lámparas). Es indispensable adquirir hábitos, como el uso de protector solar, y el uso de complementos como sombreros, lentes, paraguas.
  • Evitar el uso de anticonceptivos o terapia hormonal.
  • Actualmente, el uso de despigmentantes tópicos son el tratamiento médico inicial para el melasma.
  • La dermoabrasión química (peeling) , dermoabrasión física (microdermoabrasión), el uso de microagujas acompañado de aplicación de tópicos despigmentantes entre otros, son procedimientos que  se han utilizado como  coadyuvantes en el tratamiento del melasma.

Es muy importante consultar a un dermatólogo para tener un tratamiento adecuado; hay una enfermedad frecuente llamada ocronosis exógena que se manifiesta con manchas muy oscuras de color negro-azulado, estas suelen ser permanentes y pueden desarrollarse con el uso prolongado de despigmentantes que contengan hidroquinona.