¿QUÉ PUEDO TENER SI CONSTANTEMENTE TENGO LAS UÑAS INFLAMADAS?

La inflamación de la piel que se localiza alrededor de las uñas de las manos o de los pies se llama paroniquia. La persona quien la padece refiere dolor, hinchazón y enrojecimiento en los pliegues o lados de la uña, con o sin salida de pus.

Por la gran afectación que tienen los pliegues, en algunos casos la uña puede verse gruesa y deforme.

Al realizar un examen minucioso, el dermatólogo puede encontrar que hay una alteración en la cutícula, que es el sello de la piel sobre la uña que protege contra infecciones.

POSIBLES CAUSAS 

  • Es frecuente que en la consulta de dermatología encontremos al interrogatorio de los pacientes que hay un maltrato permanente producido en estas zonas por el arreglo de las uñas o por auto-manipulación.
  • La exposición prologada de las manos al agua y/o detergentes sin tener una adecuada protección
  • Las onicomicosis o las infecciones por algunos hongos en las uñas pueden llevar también al desarrollo de una paroniquia.

¿CÓMO EVITAR ESTA ALTERACIÓN Y CUÁL ES EL TRATAMIENTO?

Es muy importante mantener las manos protegidas con guantes en momentos de exposición prolongada al agua y/o productos químicos.

Se debe evitar que el arreglo de las uñas sea fuerte y excesivo.

Se debe evitar auto- manipularse la cutícula o los pliegues de las uñas con instrumentos o con las mismas manos.

El tratamiento médico para la paroniquia depende de la gravedad, puede requerir solo medidas de protección; pero en casos más avanzados requiere tratamiento aplicado y/o con medicamentos tomados.

Es importante consultar al dermatólogo para que sea tratada oportunamente.